NOTICIAS RECIENTES

Implementarán medidas para reparar daños en caleta de pescadores de Peñuelas

Anuncio fue dado a conocer por el Intendente Claudio Ibáñez y la Seremi Mirtha Meléndez, y se trata de un fondo de emergencia por 400 millones de pesos para recuperar la infraestructura de los trabajadores que fue azotada por las marejadas, el viento y la lluvia

Paralizados y con la incertidumbre de cuándo podrán volver a trabajar de forma normal se encuentran los pescadores artesanales de la caleta de Peñuelas en Coquimbo, los que ven con sorpresa el daño que generó en la costa el pasado temporal de viento y lluvia, además de las fuertes marejadas.

Los efectos del frente climático provocaron notorios perjuicios a la infraestructura de dicha caleta. Mario Ramírez Presidente de la Asociación de Pescadores y Buzos de Peñuelas dijo que “es grande el daño en la estructura. Lo bueno es que contamos con la ayuda y el respaldo de las autoridades (…) Por ahora estamos parados y estamos evaluando la solución para volver a trabajar”.

Soluciones que fueron informadas directamente por el Intendente Claudio Ibáñez, la Seremi de Obras Públicas Mirtha Meléndez y el Director Regional de Obras Portuarias, Ricardo Trigo, quienes visitaron las instalaciones para observar la magnitud de los daños. “La caleta de Peñuelas fue la más afectada desde el punto de vista estructural”, acotó el Intendente de Coquimbo y explicó que el Gobierno está elaborando diversas medidas para ir en apoyo de los trabajadores, una de ellas es un fondo especial que permita financiar y reparar los daños en la infraestructura.

“Acá se vislumbra el impacto del clima sobre la caleta. Hemos desarrollado un intenso despliegue para desarrollar las medidas de emergencia y estamos solicitando a través del Ministerio de Obras Públicas, un fondo para resolver en el menor tiempo posible esta situación”, explicó Ibáñez.

Este fondo, sostuvo, implica una inyección de recursos de unos 400 millones de pesos, para ejecutar los trabajos de reparación. Al respecto, la Seremi de Obras Públicas, Mirtha Meléndez acotó que “desarrollamos el proyecto y esperamos la respuesta. Proyectamos que la construcción pueda darse en un plazo de dos a tres meses”.

La titular regional de Obras Públicas también explicó que también se está evaluando una iniciativa que ayude a evitar eventuales erosiones en las costas producto de las condiciones climáticas.

“También estamos tramitando un fondo especial de protección. Vemos que están erosionado varios sectores del litoral y para eso analizaremos la situación con los pescadores para desarrollar una solución, eso sí, para el mediano plazo”, dijo la Seremi.

“Estamos en terreno con asesoría técnica. Debemos tomar todos los resguardos y vamos a llegar con soluciones adecuadas”, enfatizó el Intendente Claudio Ibáñez.

El impacto del oleaje dejó un socavón de aproximadamente 5 metros, sin dañar a las embarcaciones. Los trabajadores acotaron que algunos botes permanecen en el agua, a la espera de que el mar pueda “acomodarse” para poder moverlos hacia la orilla y que necesitan rampas para poder salir a trabajar y ver el estado de sus cultivos de machas en el sector del área de manejo que mantienen en Punta de Teatinos.

En tanto, las embarcaciones que están en tierra estarán resguardadas por Carabineros y la Armada de acuerdo a la instrucción del Intendente Ibáñez para proteger su fuente laboral.
foto_0000000620150813115520

foto_0000000120150813115520