NOTICIAS RECIENTES

Barcos crustaceros de Coquimbo inician rescate de cultivos de ostiones.

Desde el Gobierno informaron nuevas medidas de asistencia que se suman a las que han estado implementando desde el inicio de los daños el pasado 8 de agosto.

Durante dos semanas los Armadores e Industriales Pesqueros de Coquimbo planificaron el proceso de rescate de los cultivos de ostiones en Tongoy. Un apoyo hacia los productores que se materializó a primera hora del martes 1 de sept., cuando embarcaciones mayores comenzaron a desenredar las líneas.

Osciel Velásquez, Presidente de los Industriales explicó que “el sistema funciona con grúas ubicadas atrás de los barcos y hay huinchas que extraen la producción. Éstos van entre 2, 4 y 6 toneladas, por eso se necesitan embarcaciones fuertes para desarrollar este trabajo”.

Esta labor se efectuará durante 48 horas tanto en Tongoy, Guanaqueros y Puerta Aldea, e involucra también la colaboración de los pescadores artesanales y buzos de la bahía.

De esta forma se concreta un nuevo paso en la ayuda que se ha ido dando a los afectados por el temporal del 8 de agosto. Miguel Ángel Cuadros, Seremi de Economía, en representación del Intendente Claudio Ibáñez, enfatizó que la ayuda se ha plasmado desde el primer día, y pronto se irán materializando nuevos mecanismos de ayuda a través del Fondo de la Pesca Artesanal.

“Vamos a reparar todas las embarcaciones de los pescadores que tienen registro y las que tuvieron daño total se van a reponer. Lo mismo para los motores, algunos se repararán y otros se comprarán. El catastro arrojó una inversión cercana a los mil millones de pesos”, dijo el Seremi.

A esto, el titular de economía agregó que junto al Ministerio del Trabajo se implementará un subsidio para la retención de mano de obra en las empresas cultivadoras. “Es un programa que se llama retención de mano de obra que por cuatro meses tendrán un subsidio del Estado para mantener a los trabajadores en funcionamiento”, señaló Cuadros.

“Lo que estamos viendo es un acto de solidaridad. Donde nuestros empresarios, armadores e industriales están apoyando a la comunidad. Estamos muy contentos con este apoyo del sector privado”, sostuvo el Alcalde de Coquimbo, Cristian Galleguillos.

Si bien los daños a las producción ostionera aún no ha sido cuantificada, desde SERNAPESCA estiman que lo más complejo será recuperar la infraestructura que permite la operatividad de los cultivos. Al respecto, el director Regional, Jaime Molina comentó que “los pescadores no han podido dimensionar los daños a la biomasa, pero se estima que ellos son los más afectados, porque están en la costa, lo cual no superaría el 35%, aunque depende también del tipo de cultivo si es artesanal o de la gran empresa”

En Tongoy, antes de los efectos del temporal y las marejadas, estaban contabilizados cerca de 200 millones de semillas de ostiones. Por eso, una vez realizado el rescate, se desarrollará una instancia de trabajo junto a CORFO para ejecutar mecanismos de fomento productivo.

Sin embargo, la infraestructura también será vital para recuperar la actividad de los pescadores y buzos de Tongoy. En este ámbito, la Seremi de Obras Públicas, Mirtha Meléndez, confirmó que las obras de construcción del nuevo muelle serán aceleradas.“Estamos abordando varios frentes para absorber mano de obra local y entregar una herramienta de trabajo de los pescadores y también estamos acelerando dos obras, el borde costero de Tongoy y el nuevo puente de acceso a la localidad, ambas están con toma de razón de contraloría”, acotó la Seremi.

foto_0000000620150901135540

foto_0000002720150901135540