NOTICIAS RECIENTES

Profesionales de SUBDERE apoyan y supervisan procesos de demolición y construcción de viviendas de emergencia en Región de Coquimbo

Tras el terremoto 8.4  del 16 de septiembre pasado y posterior tsunami que tuvo su epicentro en la Comuna de Canela, tres adultos mayores de Canelilla vieron como su casa, construida hace 37 años, cedía ante el fuerte movimiento telúrico, “da harta pena de tener todo hecho la casita y después ver la pura tierra, pero ya estamos acostumbrados a la casa de emergencia es bien abrigadita”, señala resignado Víctor Domingo Pizarro, a un mes de la tragedia hoy viven en torno a la casa de emergencia levantada en el marco del programa Subsecretaría del Interior- Minvu- Subdere, que otorga 60 UF para la demolición, limpieza del terreno y habilitación de una casa de emergencia de 24 metros cuadrados , incluso hoy realizan una ampliación para resguardar sus elementos de cocina, mientras se activa el proceso de reconstrucción y el subsidio asociado.

Para los equipos técnicos municipales es una prueba de fuego a sus capacidades profesionales, físicas y emocionales. Muchos de ellos han sido afectados, pero trabajan reforzados por 18 profesionales de la Subdere, tanto de la unidad regional, como contratados mediante proyectos de asistencia técnica de la subsecretaría y profesionales que han llegado de otras regiones del país para apoyar la labor de catastro y reconstrucción que realizan, “de hecho tengo tres funcionarios que están gravemente afectados, nosotros quienes vivimos en casa municipales estamos afectados por un muro que socavó y estamos complicados, pero debemos ayudarnos entre todos y ver la lección tanto en lo personal y colectivo que nos ha dado el terremoto, hay que aprender de eso, porque la mayoría de las casas, muros , pavimentos que colapsaron son en términos generales obras que se hicieron muy al margen de la normativa o fuera de la normativa”, asegura Cecilia Narváez, Jefa de la Dirección de Obras del Municipio de Canela.

41 proyectos que cumplen con los requisitos de afectar a dueños de vivienda con daño total y que requieren casas de emergencia está supervisando Pablo Palomino, Ingeniero Civil, sólo en la comuna de Canela, uno de los siete profesionales contratados por programas de asistencia de Subdere en igual cantidad de comunas de la región de Coquimbo, “una vez que podamos sacar decretos de demolición de muchas viviendas que quedaron afectadas, debemos incluirlas en un proyecto y empezar a hacer el seguimiento de la empresa que va a empezar a demoler”, destaca entre sus principales funciones.

El proceso de demolición y habilitación de viviendas de emergencia, levantadas por personal del ejército, está en pleno desarrollo, beneficia hasta ahora a 184 propietarios en toda la región de Coquimbo, pero el catastro sigue avanzando, especialmente en aquellas comunas, como Canela, Combarbalá o Punitaqui, con decenas de localidades rurales apartadas.

“Los profesionales están llegando desde el nivel central, pero también de la quinta y la sexta región están haciendo una rotación, están llegando por una semana completa a trabajar en forma exclusiva con cada uno de los municipios de Canela, Illapel, Salamanca, también de Combarbalá. De tal manera que puedan acompañar en todos los procesos al equipo municipal, considerando que además son municipios pequeños de mucha ruralidad”, destacó Claudia Bravo, Jefa Regional de Subdere en la Región de Coquimbo.

IMG_6285 IMG_6286