NOTICIAS RECIENTES

Sociabilizan plan de conservación del arbusto Lucumillo en peligro de extinción

Se trata del Lucumillo una especie que en la única parte de mundo que crece es en el litoral de la provincia de Elqui y su principal amenaza se ha incrementado por la acción del hombre.

Desde el sector Totoralillo de Coquimbo hasta la localidad de Chungungo en La Higuera se desarrollan talleres informativos sobre  plan de recuperación y conservación del Lucumillo elaborado por el Ministerio del Medio Ambiente para proteger este arbusto que sólo crece en la zona costera de la provincia de Elqui, principalmente en zonas rocosas y que hoy vive un estado de vulnerabilidad debido a la disminución en la calidad de su hábitat, como consecuencia de la urbanización y parcelación de la tierra.

El Lucumillo o Myrcianthes coquimbensis habita entre Las Tacas y Barrancones ocupando tan sólo una franja de 83 km a lo largo de la costa. Es precisamente en este tramo geográfico que el Ministerio del Medio Ambiente, a través de una consultoría que realiza el Instituto de Ecología y Biodiversidad, ha estado informando a la comunidad sobre la importancia de conservar esta especie.  Ya se ha  realizado en los sectores de Totoralillo, la Pampilla de Coquimbo, El Arrayán, Las Compañias de La Serena y próximamente habrá talleres en Chungungo, Caleta Hornos, La Herradura, sector El Panul de Coquimbo y un taller masivo en La Serena.

La seremi del Medio Ambiente de la Región de Coquimbo, Verónica Pinto, explica que este plan conlleva líneas de acción para la conservación del lucumillo, “esto cobra relevancia porque es una especie característica del borde costero de nuestra región que se encuentra en peligro de extinción desde el 2008  y la idea de este plan es sacarla de esta categoría, es por eso que estamos trabajando en diez talleres de educación ambiental en las distintas localidades donde se encuentra este arbusto para que la comunidad lo cuide”. 

Andrea Loayza, investigadora del Instituto de Ecología y Biodiversidad, enfatiza que “el lucumillo es una especie única en muchos sentidos: en ninguna otra parte del mundo está; es una planta que da alimento de mucha fauna nativa, que da néctar y polen a insectos y aves, entonces es clave para el funcionamiento del ecosistema”. 

Para Carmen Robles, de la junta de vecinos de Totoralillo, sector donde se han realizado dos talleres, esta instancia educativa sobre la flora “es muy interesante, porque desconocíamos totalmente esta planta, así que con este taller sabemos que hay que comprometerse a no destruirlo y ser educadores con las nuevas generaciones”.

Los interesados en participar de los próximos talleres pueden informarse en el fan page de Facebook Yo Cuido el Lucumillo .

DSCF5693

 

RELEVANCIA DE PROTEGER EL LUCUMILLO:

El Lucumillo es una especie descubierta para la ciencia en 1840. Tiene la particularidad que florece cuando otras especies no lo hacen, principalmente desde noviembre hasta febrero. En años secos, sólo un pequeño porcentaje de las plantas adultas florecen, y de éstas sólo una mínima parte llega a producir los frutos maduros. Se estima que aproximadamente el 75% del total de semillas producidas por año se pierde por depredación.

El lucumillo está dentro del 15% de especies con problemas de conservación que habitan en ambientes costeros y que es donde precisamente son las áreas con mayor concentración de biodiversidad vegetal  con más de 300 especies distintas.

Cabe destacar que la Región de Coquimbo ha sido identificada como una  de las zonas del planeta con una gran cantidad de especies endémicas y con mayor diversidad de flora a nivel nacional.

El Plan de Recuperación y Conservación es un instrumento de tal relevancia que se enmarca en el cumplimiento de una de las Metas Aichi del convenio internacional sobre diversidad biológica que busca que para el año 2020 se evite la extinción de especies en peligro y se mejore su estado de conservación.