NOTICIAS RECIENTES

Mujeres conCiencia: Avanzando, pero aún queda mucho por hacer por la igualdad de género

Decenas de alumnas y docentes de la región de Coquimbo destacan por su talento y trabajo en las ciencias. En este día las homenajeamos por su vital aporte a la divulgación científica.

Como una forma de luchar en pro de la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo, es que desde 1975 la ONU estableció el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer, conmemoración que ha sido adoptada en la mayoría de los países del mundo. No obstante, hasta el día de hoy el mundo le impone unas barreras a la mujer, de forma discriminatoria y sexista, dificultándole su desarrollo profesional y personal. Aunque cada día que pasa son más las mujeres que se atreven a experimentar con la ciencia, e incluso la misma ONU declaró el 11 de febrero como el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, con el objetivo de promover e inspirar la participación femenina de mujeres y niñas en esta área, que a pesar de los esfuerzos sigue teniendo dificultades en su consecución. Frente a esto, las mujeres del mundo científico han debido luchar contra otros elementos, que se adicionan a las dificultades propias que tienen las investigaciones en el área de las ciencias. 3 4 5 6

La Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica, CONICYT, intenta contribuir a la equidad de género estudiando y mejorando una política que contenga algunas medidas específicas para promover la participación de las mujeres en la ciencia y la tecnología, pero además para apoyarlas durante su trayectoria como investigadoras.
En este sentido CONICYT impulsa medidas que incentivan la participación femenina y que, como resultado, logren contribuir a la disminución de la brecha de género existente en la actividad científica del país
Los grandes ejemplos en Chile y la región de Coquimbo

En Chile existen grandes ejemplos de mujeres que han roto las barreras y han disminuido la brecha de genero. Una de ellas es la destacada astrónoma nacional, Dra. María Teresa Ruiz, quien en el año 1997 se convirtió en la primera mujer en recibir el Premio Nacional de Ciencias de Chile, debido a sus aportes en el estudio de las estrellas y de diversos descubrimientos con impacto mundial.

La Dra. M. Cecilia Hidalgo, bioquímica, primera doctora en ciencias de la Universidad de Chile y primera mujer premio nacional en ciencias naturales, es otra de las investigadoras que destaca en nuestro país. Tampoco podemos olvidarnos de la Doctora en Química Ligia Gargallo, premio nacional de Ciencias Naturales y también el premio Unesco para mujeres en Ciencia, entregado en 2007.

Finalmente, ejemplificamos la calidad de mujeres ligadas a las ciencias con el trabajo que está realizando la Directora del Programa Explora CONICYT, Natalia Mackenzie, quien es Ingeniero en Biotecnología Molecular de la Universidad de Chile, Doctorada en Ciencias Biológicas de Instituto Max Planck de Biofisicoquímica y que desde la “trinchera” de la administración pública ha podido fomentar el trabajo de las mujeres en la ciencia.

La región de Coquimbo no se queda atrás. Decenas de alumnas y profesoras se desempeñan activamente en la divulgación y valoración científica, ya sea participando en los Congresos Escolares o fomentando el trabajo de los Clubes de Apoyo para la Investigación Científica Escolar, CAICE.

Este año, tres docentes obtuvieron el financiamiento para fomentar la investigación científica escolar en la región. Las profesoras, Jasmine Cruces Ossandón, de Monte Patria; la docente Marjorie Ibacache Plaza, de Ovalle; y la Profesora Bárbara Ávila Argandoña de Coquimbo, serán las encargadas de liderar sus proyectos y así cultivar el pensamiento científico en sus alumnos y alumnas.

Y así como estas profesoras, son decenas de docentes del área rural y urbano que desde el anonimato realizan un trabajo de promoción de las ciencias en la región.

Destacamos a las alumnas que participan de nuestras actividades, quienes con su respeto, talento e inteligencia, van desarrollando trabajos de calidad y que incluso los han llevado a representar al país en el extranjero.

No podemos olvidarnos de nuestras científicas, las investigadoras que están en constante contacto con el PAR Coquimbo y que con su conocimiento aportan a nuestro desarrollo como proyecto. Y también valorar la labor de cada una de nuestras monitoras, que con su alegría y trabajo sacan adelante a esta institución.

Aún queda mucho por hacer, muchas puertas que golpear y murallas que hay que derrumbar. Son demasiadas las mujeres que por ABC motivos, no pueden desarrollar su trabajo científico, producto del “machismo” reinante, de la discriminación de la sociedad, de la falta de oportunidades y de los miedos propios que puedan existir.

Pero el horizonte se ve auspicioso en el trabajo científico nacional y local, simplemente hay que confiar en el talento. Juntos trabajaremos para eliminar todas las dificultades.

Proyecto Asociativo Regional, PAR Explora Coquimbo.