NOTICIAS RECIENTES

Inmobiliarios prospectan el mercado argentino para promover atractivos residenciales de la conurbación

Empresas socias de CChC La Serena apuestan por una gira a territorio trasandino apelando a la implementación de la UF en sus bancos.

Empresas socias de CChC La Serena apuestan por una gira a territorio trasandino apelando a la implementación de la UF en sus bancos. Durante la pasada temporada estival fueron más de dos millones de turistas extranjeros quienes visitaron los distintos rincones de Chile. Viña del Mar, La Serena y Pucón fueron las zonas más demandadas, lo que se justifica por sus ventajas geográficas y climáticas. Si bien el verano va quedando atrás, son muchos quienes quedaron encantados con dichas ciudades y están apostando con tener una relación permanente con nuestro país. De ese universo de visitantes, la mitad fueron argentinos -provenientes principalmente de Mendoza y San Juan- quienes se vieron favorecidos por el tipo de cambio tras el fin de las restricciones al dólar. Además, el financiamiento de entidades bancarias se hace cada vez más conveniente, lo que transforma a la conurbación La Serena - Coquimbo en un destino cada vez más interesante para adquirir una propiedad. Prueba de ello sucedió a fines de febrero cuando en la Fiesta Nacional del Sol de San Juan se distribuyeron tres mil copias del Catálogo Inmobiliario -impulsado por el Comité de Vivienda de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) La Serena- que da cuenta de la oferta residencial de ambas comunas y que según datos 2015 alcanza los 131 proyectos que representan más de 13.700 unidades. Mauricio Araya, presidente del Comité de Vivienda de CChC La Serena, destacó la posibilidad de examinar el mercado trasandino. "Nuestra idea fue hacer una prospección, ya que hemos visto que con el nuevo gobierno que tiene Argentina, ha aumentado el interés y la afluencia de visitantes. Con la distribución del catálogo quisimos ver la temperatura y el interés real de adquirir propiedades en La Serena y Coquimbo", aseveró el directivo gremial.

 IMG_6691  IMG_6693  IMG_6695

ESCENARIO INTERNO
Asumiendo las proyecciones hechas por parte de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) de una reducción en torno a un 15% en las ventas de viviendas este año, por la baja en los precios de los commodities, el menor financiamiento bancario (de un 90% a un 80%) y la entrada en vigencia del IVA, desde el gremio local apuestan por extender las redes.

“Argentina es un mercado muy interesante y donde sus ciudadanos tienen interés de venir e invertir en Chile. Por esta razón es que ya estamos evaluando el financiamiento con bancos argentinos para adquirir propiedades en Chile. Durante el año irá una delegación para fomentar ese acercamiento y seguir trabajando”, manifestó Mauricio Araya.

La mayoría de las adquisiciones inmobiliarias de la conurbación provienen de clientes de la zona norte del país, la que se ha resentido por la baja cotización del cobre, lo que ha provocado una reevaluación por parte de los clientes y una mayor rigidez por parte de los bancos para asignar créditos hipotecarios, generando una menor intención de compra.

ARGENTINA Y LAS UF
A principios de año, el Banco Central trasandino dio un paso fundamental al anunciar un plan para implementar una unidad contable que frenase la inflación, muy similar a la Unidad de Fomento (UF) que existe en Chile. Como efecto secundario se estimulará el mercado residencial, pues el Banco Hipotecario -apoyado por el Estado- estimó que los préstamos a compradores de vivienda crecerán al doble.

El mercado hipotecario en ese país estuvo detenido por años debido a la alta inflación, razón por la cual las entidades bancarias no estaban dispuestas a aprobar créditos de largo plazo a tasas fijas. Por su parte, los consumidores tampoco veían conveniente asumir una deuda con tasas flotantes que pudieran subir sin control. Eso llevó a reducir el aporte del sector al PIB de un 5% a un 1% en tan sólo 15 años.

La UF se creó en Chile en el gobierno de Eduardo Frei Montalva para regular la inflación, lo que permitió desarrollar el mercado de créditos hipotecarios y que en el largo plazo dinamizó la economía, pasando a representar hoy el 20% del PIB.