NOTICIAS RECIENTES

Llaman a impulsar infraestructura pública para suplir baja inmobiliaria y menor empleo en la construcción

CChC La Serena informó que INACOR de marzo evidenció debilidad en ventas y mayor restricción al crédito.

La cuenta regresiva para la actividad inmobiliaria ya se inició. Y es que de acuerdo al marco regulatorio estimado para la implementación de la Reforma Tributaria, a partir del 1 de enero de 2017 se suprimirá el beneficio de IVA a la venta de viviendas sobre 2 mil UF, lo que implicará el cobro total de este impuesto y no el 35% actual, suponiendo con ello el incremento en el costo final de una propiedad de entre un 10 y un 14 por ciento el que, por cierto, asumirá el cliente.

Ese factor explica los resultados expuestos en el Informe de Percepción de Negocios del Banco Central, que es uno de los insumos que recoge el Índice Mensual de la Actividad de la Construcción (IMACON) que mes a mes elabora la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) y evidencia el estado del sector en el país. Lo cierto es los números fueron elocuentes: Si bien creció 4,3% con respecto a igual mes del año pasado, tuvo una caída de más de un punto con respecto a febrero, «siendo el menor precio del cobre y el frenazo de inversiones mineras los principales responsables», acotó la subgerenta de Estudios, Marcela Ruiz-Tagle.

En el plano local, medido a través del Indicador de Actividad de la Construcción Regional (INACOR), el escenario no varía mucho de la mirada nacional, toda vez que el impulso de las ventas inmobiliarias se han moderado por la entrada en vigencia de la Reforma Tributaria, que se ha sumado a las mayores restricciones de financiamiento bancario (de un 90 a un 80 por ciento) y la pérdida del empleo en la minería, los servicios y la construcción.

Para el presidente de CChC La Serena, Martín Bruna, el subsector inmobiliario y vivienda pasa por momentos complicados, lo que se evidencia en las cifras. «Si bien hubo una recuperación en comparación a febrero, estamos lejos de las cifras históricas», expresó el directivo. En marzo hubo una expansión de 3,9% en comparación con igual mes del 2015 y en los primeros tres meses del año hubo un avance de 3,7%.

Una de las explicaciones a ese panorama se da porque un gran número de empresas están terminando sus obras y el ritmo de entrada de nuevos proyectos ha disminuido. Incluso, Bruna explica que «hacia mediados de este año la actividad de la construcción reducirá su crecimiento».

SOLUCIÓN

Con un contexto tan negativo, desde el gremio llaman a la autoridad a generar un impulso a las obras de infraestructura pública, de manera de paliar la pérdida inversión y por ende de empleo. Precisamente esta semana, los directivos de CChC La Serena se reunieron con la seremi de Obras Públicas, Mirtha Meléndez, y sus directores de servicio para ver el plan de reactivación. «Estamos preocupados por que se refuerce la inversión de la infraestructura pública, pues de esa manera se evitará un descenso en las fuentes de empleo sectorial producto de las restricciones que posee actualmente la minería», manifestó Martín Bruna.

Desde el MOP se informó que el avance presupuestario al 18 de mayo era de 31%, lo que va en línea con las expectativas, teniendo como meta gastar la mitad del presupuesto al término del primer semestre. Cabe señalar que la cartera dispone para este año de más de $120 mil millones para la región.