NOTICIAS RECIENTES

En Punta Teatinos y Totoralillo alumnos aprenden sobre conservación de flora en peligro de extinción

A través de un programa del Ministerio del Medio Ambiente se está educando sobre el lucumillo, un arbusto que en la única parte del mundo que crece es en la Región de Coquimbo.

En Punta Teatinos y Totoralillo, alumnos de distintos colegios de La Serena y Coquimbo han estado participando de didácticas clases en terreno para conocer la biodiversidad y flora en peligro de extinción que habita en los ecosistemas costeros. La iniciativa se enmarca en las acciones de concientización del Ministerio del Medio Ambiente encaminadas hacia el cuidado y conservación del lucumillo, un arbusto endémico de la Región de Coquimbo, cuya particularidad es que en la única parte del mundo donde crece es en el litoral de la provincia de Elqui y hoy se encuentra en un estado de vulnerabilidad.

El Lucumillo o Myrcianthes coquimbensis habita entre Las Tacas, comuna de Coquimbo y Barrancones, comuna de La Higuera, principalmente en zonas rocosas, ocupando tan sólo una franja de 83 km a lo largo de la costa.  Es por ello que las caminatas educativas con escuelas se realizan en las cercanías costeras de Punta Teatinos, Totoralillo y próximamente en la playa El Temblador.

El seremi subrogante de Medio Ambiente, Sergio Troncoso, explica que “a partir de la elaboración de un plan de recuperación y conservación del lucumillo hemos estado realizando acciones de educación ambiental desde el año 2015 dirigidas a vecinos, comunidad educativa, servicios públicos y otros actores que pueden colaborar con el cuidado de esta especie que está en categoría de peligro de extinción desde el año 2008  debido a la urbanización y parcelación de la tierra”

Puntualiza que durante el 2015 a través de una consultoría que realizó el Instituto de Ecología y Biodiversidad, se realizaron talleres de educación y sensibilización a la comunidad de localidades donde vive el lucumillo. Ahora este año 2016 la consultora Ingeniería y Desarrollo Integral P&P continúa el trabajo educativo con escuelas ubicadas en este tramo geográfico y además generará un diagnóstico y una propuesta de mejora de la gestión municipal para la conservación del lucumillo.

Los establecimientos educacionales participantes son los colegios Punta Teatinos, San Pedro y Carlos Condell de La Serena, la escuela La Herradura y Juan Pablo II de Coquimbo y las escuelas Carlos Condell de Caleta Hornos y San Andrés de Cruz Grande.

Para Yamuy Chang, profesora de la escuela unidocente de Punta Teatinos “esta actividad en terreno es positiva porque me permite reforzar lo que los estudiantes ya están aprendiendo sobre el cuidado y protección de la flora y fauna del lugar”.

RELEVANCIA DE PROTEGER EL LUCUMILLO:

La elaboración del Plan de Recuperación y Conservación del Lucumillo se enmarca en el cumplimiento de una de las Metas Aichi del convenio internacional sobre diversidad biológica que busca que para el año 2020 se evite la extinción de especies en peligro y se mejore su estado de conservación.

El lucumillo está dentro del 15% de especies con problemas de conservación que habitan en ambientes costeros y que es donde precisamente son las áreas con mayor concentración de biodiversidad vegetal. Cabe destacar que la Región de Coquimbo ha sido identificada como una  de las zonas del planeta con una gran cantidad de especies endémicas y con mayor diversidad de flora a nivel nacional.

Este arbusto cumple un rol importante en el funcionamiento del ecosistema, porque su fruto da alimento a fauna nativa y su flor da néctar y polen a insectos y aves, pero aproximadamente el 75% del total de semillas producidas por año se pierde por depredación.

Los interesados en conocer sobre esta especie pueden visitar la página web www.lucumillo.cl