NOTICIAS RECIENTES

Realizan exhaustiva fiscalización a propietarios de caballos para paseo

Revisión veterinaria reveló un mal manejo de las condiciones en las que deben permanecer los equinos durante los horarios de paseo.

Parásitos, deshidratación, lesiones, desechos fecales en la playa, entre otros, son problemas que pudieron evidenciar los médicos veterinarios Carlos Rojas y Julián Reyes en la inspección que realizó la Municipalidad de La Serena  a los caballares del sector de El Faro.  La fiscalización obedece a las reiteradas denuncias y reclamos por parte de personas que circulan por el borde costero, quienes acusan un maltrato de los dueños hacia estos animales La medida busca controlar y establecer medidas que aseguren buenas condiciones para la realización de este trabajo. “Para tener una opinión técnica, se citaron a dos veterinarios que están haciendo un chequeo a los animales, ellos van a emitir un informe respecto si hay maltrato o no, en caso de que el informe fuera negativo, estamos en condiciones de inmediatamente retirar los permisos”, explicó Luis Lara, Jefe de la Sección de Patentes Comerciales del municipio de La Serena.

 

Al recorrer las estancias artesanales que tienen instaladas, es posible ver que el agua y la comida no se encuentran a libre disposición, los caballares tienen heridas y llagas en el lomo, que al ser tocadas les producen dolor. “Evaluamos a un grupo de caballos, encontramos lesiones en los miembros, en la parte del nudo, a algunos caballos les falta el herraje o el despalme, que es la mantención de la uña y claramente eso puede provocar problemas hacia los tendones y la parte muscular. Hay caballos que tienen una lesión contagiosa, producto de una bacteria y eso les genera mucho dolor”, explicó el médico veterinario, Carlos Rojas. Respecto a la proyección de esta actividad, hay aspectos que deben ser regulados. “Creo que deben mejorar muchas cosas para poder prestar el servicio, está al límite entre lo que pueda ser maltrato animal, pero mejorando las instalaciones, teniendo agua a libre disposición y tratando las enfermedades, yo creo que podrían funcionar”, agregó Rojas.

Cabe destacar que mientras se está a la espera del informe que entreguen los veterinarios, el municipio retiró el permiso para que los dueños utilicen a los animales para paseo, hasta que no se determine si los equinos están en condiciones de desarrollar dichas actividades o si por el contrario, están sufriendo maltratos.