NOTICIAS RECIENTES

Niños oncológicos de la Región de Coquimbo celebran su día con especial fiesta para ellos y sus familias

Evento realizado en la Universidad Católica del Norte, permitió entregarles un momento de alegría a decenas de infantes.

Un momento de sana entretención y alegría vivieron decenas de pequeños y pequeñas que padecen cáncer, cuando en la Universidad Católica del Norte se celebró el Día del Niño de una forma especial, con juegos y actividades diseñadas especialmente para ellos, en donde las risas fueron las protagonistas del evento.

La jornada fue desarrollada por la Organización de Padres de Niños Oncológicos, y apoyada por el Departamento Estudiantil y la Federación de Estudiantes FEUCN Coquimbo, en donde se contó con diversos juegos inflables, regalos para celebrar su día, música, baile y stands de carácter lúdico y científico. Todo esto fue donado o gestionado por parte de quienes desarrollaron la iniciativa.

Para Elena Bolados, presidenta de la Organización de Padres de Niños Oncológicos de la Región de Coquimbo, la actividad es especial, ya que “para nosotros es muy importante que nuestros niños tengan un momento de alegría, no tan sólo ellos, sino sus hermanos, su familia y más en un lugar tan bonito, con muchos detalles y mucho cuidado, así que realmente feliz”.

La organización reúne aproximadamente a 110 niños que padecen la enfermedad y considerando a las familias, son más de 300 personas las que pudieron ser parte directa o indirectamente de este recreativo encuentro.

Manuel Díaz, colaborador de la Organización de Padres de Niños Oncológicos, manifestó que la actividad “nace desde la necesidad de poder brindarle espacios inclusivos a los que tienen esta enfermedad. Se celebra la Pampilla de los Niños en Coquimbo, y el Día del Niño en La Serena, pero los chicos y chicas con cáncer no se les hace nada, no se piensa en su situación. Esto nace del poder entregarle una sonrisa a ellos, que tal vez, sean los que más la necesitan en la región”.

La actividad permite, además, visibilizar la problemática que enfrentan las familias de niños oncológicos, que tienen que dejar todo para trasladarse a Santiago, debido a la falta de un centro regional que permita entregarles un tratamiento inmediato a los pequeños.